Manterola

Iñigo Manterola

Desde su infancia, Manterola muestra interés por el dibujo y la pintura. Y según dice, cree que ese interés por crear le acompañará de por vida.

Nacido en un núcleo familiar de tradición marinera, su temática se asoma pronto al balcón de los pesqueros de bajura, los arrantzales y el ajetreo del puerto. Y no ha cambiado hasta hoy, salvo en sus ejercicios, que lo sumergen por un tiempo en el lenguaje no figurativo.

En su necesario caminar, Manterola se nutre de su experiencia y va posando ladrillos que lo construyen, a medida que quema etapas como persona, y que tienen su reflejo como artista.